JULIO 3 · PROSPERIDAD DESEADA

Continuando con la enseñanza de Dadnos En estos días, Dios está haciendo diferencia entre el justo y el impío, al justo  Dios lo está prosperando y el impío atraviesa por toda clase de dificultades. Sé que lo poco en las manos del justo alcanza para mucho, mientras que el impío no sabe qué hacer porque nada lo satisface y no tiene a dónde acudir. Recordemos que la bendición estaba predeterminada para cada persona en el huerto del Edén.  

“Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal” (Génesis 2:9). Este pasaje describe el árbol como delicioso, y éste es un prototipo de todas las bendiciones que Dios tiene para su vida. “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación” (Santiago 1:17). Cuando el apóstol habla de “toda buena dádiva” se refiere a toda prosperidad, toda excelencia y todo lo que usted pueda crecer en esta vida; y todo ello proviene del Padre de las luces.

Dios siempre quiere bendecirnos, pero muchos rechazan la generosidad Divina, y creo que es debido a que las luces de este mundo con todo su esplendor, nublan el entendimiento y enceguecen la vista de muchos; posiblemente porque confían mas en sus propias habilidades que en la bondad de nuestro buen Dios. 

 “La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza con ella” (Proverbios 10:22). Dios no lo prosperará económicamente y dejará que su hijo se enferme, o que su familia se destruya. La bendición de Dios es integral, es decir que bendice sus finanzas, su familia, su salud y su ministerio.

12Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; 13que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad? (Deut 10:12,13)

Declaración 

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”.