3 DE MAYO · PALABRAS DE RESTAURACIÓN Y VIDA

Katy se acercó a nosotros después de la reunión dominical en Miami, solo para darnos las gracias. Su hija de dieciséis años estaba en cama paralizada y los diagnósticos médicos eran que ella no volvería a caminar.

En medio del desespero ella trajo una prenda para que mi esposo orara por la misma, aplicando la Sangre del cuerpo llagado de Jesús. Ella nos decía: “Pastora hice lo que usted me dijo que hiciera, puse la prenda en su cuerpo y declaré que la oración que el pastor César Castellanos había hecho sobre esa prenda se activara ahora y que toda enfermedad de parálisis saliera de ella”. Luego nos enseña un video donde esta jovencita está aprendiendo a caminar y me dice: “Nada de eso era posible, no había ni alivio para el dolor, ni medicina para su cuerpo”.

Sabemos que todo esto es el resultado de lo que Jesús hizo por nosotros. La oración que el pastor hizo por esa prenda es la misma que usted puede hacer por su salud. Solo tiene que decir: “Padre, aplico la sangre del cuerpo llagado de Jesús sobre mi vida y me declaro sano en el nombre de Jesús, amén”.

Pastora Claudia de Castellanos

declaracion3mayo verso3mayo