Cuando Abraham se separó de su sobrino Lot, cayó el velo de sus ojos y pudo ver todo lo que Dios tenía para su descendencia. Nuestra vista física nos ayuda a relacionarnos con este mundo, y nuestra fe nos ayuda a ver el plano espiritual.

Observando el plano espiritual. Lo primero que debemos recordar es que Dios es creador, diseñador y (arquitecto), por esto, las cosas que se ven fueron hechas de las que no se veía. (Hebreos 11:3)

Dios quiso poner a Abraham a visualizar para que activara su fe cuando le dice: “Sal de tu tienda…”. Génesis 15:5 “Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia”. Génesis 15:5

En otro pasaje de la Biblia narra aquel momento donde Moisés envió doce espías a observar la tierra prometida, quienes en su mayoría regresaron dando un informe muy negativo. Es decir, ellos vieron y no creyeron, al no creer ofendieron a Dios. Debemos recordar que sin fe es imposible agradar a Dios. Hebreos 11:6.

La fe es creer en imposibles, por eso es importante ver y creer. Muchos creyentes al comenzar cada nuevo año realizan su álbum de sueños en el que colocan aquellas cosas que quieren que Dios les conceda, como por ejemplo; un auto, una casa, un empleo, etc. Esto es una manera de llamar lo que no es como si fuese.

No nos olvidemos de lo importante que es poseer. Tiene que ver con la acción, no podemos quedarnos en la simple intención. La diferencia entre un soñador y un visionario es que el soñador solo sueña el visionario sueña actúa. Walt Disney afirma en una de sus famosas frases celebres: “pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana”.

Jesucristo es nuestro mejor aliado para hacer realidad nuestros sueños. Él es nuestro sustento, nuestro bastón. Uno de los textos más famosos está en Filipenses 4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Así que ¡Manos a la obra!

declaracion25m

verso25m

25 MARZO · VER PARA POSEER

|

107 comentarios