18 DE ENERO · LA SANGRE COMO ARMA ESPIRITUAL

Llegando a Nueva York para una convención, nos encontramos con el pastor David Eghelshi, quien iba hacer nuestro anfitrión. Puede notar que él era muy especial conmigo, con mis hijas y aun con los pastores del equipo que me acompañaban. En un momento me dijo: – “Pastor, usted aun no conoce mi testimonio, me gustaría compartírselo”-. Se veía muy ansioso de que lo escucháramos lo cual despertó un gran interés en nosotros. Cuando capto nuestra completa atención, respiro profundamente, movió su cabeza y luego puso sus manos en el pecho y con lagrimas en los ojos dijo:

– “En el año 2006 fui diagnosticaron con cáncer un tumor en la cabeza hizo que esta tomara el doble de su tamaño. El cáncer se extendió por todo el cuerpo afecto el hígado, los riñones y los pulmones, me dieron muy pocos de días, pero justo ene ese momento me llegaron sus enseñanzas en audio acerca del poder de la Sangre de Jesús”.

Me aferré a ellas y comencé a reclamarlas. Los medios decían que no tenía muchos días más de vida, pero yo me determine a creer que había poder en la Sangre de Jesús. Mi esposa se puso a mi lado como guardiana protegiéndome, no permitía que personas falta de fe se acercaran a mí; creí, clame y Dios hizo el milagro, me sano completamente, el tumor desapareció y el Señor quito toda secuela de cáncer en mi vida”-.

Con agradecimiento a Dios en su corazón, el pastor me decía una y otra vez,

-“fue porque aprendí las enseñanzas del poder de la Sangre, fue por esa instrucción divina que me permitió cobrar esperanza y conquistar el milagro”.