19 DE FEBRERO · LA PUERTA DEL REINO

Juan Carlos Higuera trabaja conduciendo un taxi. Un día, comenzando su ruta, lo llamaron sus amigos para hacerle una invitación de ir a beber. Su propósito ese día era hacer algo de dinero para luego entregarse al alcohol. Prendió la Tablet, reservó servicio y se subió una mujer que le pidió que la llevará a Las Américas con 30. En el trayecto el taxista le preguntó si se dirigía a la iglesia y ella le respondió: “Sí, voy a la Misión Carismática Internacional, soy pastora de la iglesia”.

Juan Carlos sintió que Dios mismo había enviado a esa mujer, la pastora Perla Mora y sucedió un milagro. Él le dijo: “hace mucho tiempo que anhelaba volverme a Dios pero no sabía cómo hacerlo; mi vida está llena de vicios”.

En el trayecto la Pastora comenzó a compartirle a Juan Carlos acerca del amor de Dios, que era tiempo para que el hijo pródigo volviera a casa. Ese mismo día unos líderes visitaron su hogar y Juan Carlos experimentó el nuevo nacimiento, el viejo hombre murió y adquirió el ADN de Jesús.

Desde ese momento Juan Carlos ha experimentado milagros maravillosos. Dios restauró su matrimonio y la relación con sus hijas. Fue a un encuentro y es un excelente alumno en Capacitación Destino.

Hoy tú también puedes recibir a Jesús en tu corazón y experimentar un nuevo nacimiento.