6 DE MARZO · LA PALABRA DE DIOS ME DA PROPÓSITO

El famoso inventor Benjamín Franklin fue enviado como embajador a Francia. Francia se hallaba paralizada por el veneno del ateísmo. El señor Franklin fue invitado a unirse a una sociedad atea de hombres literatos para el exterminio de la Biblia lo cual hizo con gran determinación

Pronto llegó su turno de leer una producción literaria ante la sociedad de ateos. El señor Franklin tradujo en francés y leyó, de su propia escritura a mano, la historia de amor de Rut y Booz.

Cuando el señor Franklin terminó, y todavía se le aplaudía, el presidente dijo:

– Doctor Franklin, esa es la más grande historia de amor jamás escrita en cualquier idioma. De nuevo los miembros aplaudieron.

El presidente agregó:

– Doctor Franklin, esta sociedad le pide a usted el derecho de publicar su historia de amor, y de darle la mayor circulación posible. ¿Podemos publicarla?

El señor Franklin respondió:

– Lo siento, no les puedo dar el derecho a publicar mi historia de amor.

El presidente le preguntó:

-¿Por qué no podemos publicarla?

– Porque ya ha sido publicada.

– Entonces, ¿podemos saber dónde encontrar esa publicación?

Franklin se levantó, sacó de su bolso un libro, lo puso en la mesa y dijo: – En esta Santa Biblia que ustedes quieren destruir. Esa declaración fue un golpe maestro que rompió la columna vertebral de la sociedad de ateos, y le dio a Francia otra oportunidad en el mundo; pues la Biblia es indestructible.