13 DE DICIEMBRE · LA VOZ DE LA SANGRE

En los pequeños detalles podemos observar el amor. Por ejemplo, cuando las abuelitas se esmeran en tejer un abrigo para sus nietos, ellas no hacen cualquier tejido, sino que se esfuerzan para que sea bastante abrigado y hermoso.

Así mismo sucede con una madre, donde se puede percibir su amor en la forma que prepara su comida. A pesar de que ella siempre cocina rico, es diferente cuando lo hace para sus hijos, tratando de añadir uno u otro detalle a sus comidas para hacer sentir a sus hijos muy especiales ¿Puedes comprender en dónde se encuentra el amor?

Con respecto a este tema estaba pensando en lo mucho que Dios nos amó al crearnos, nos hizo diferentes y puso diversidad de colores, aromas, formas, sabores, etc. en toda la creación, para que disfrutemos de ella ¡Qué maravilloso es el Señor!

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.” 1Juan 4:10 (RVR 1960). Desde un inicio el Señor nos demostró su amor con cada detalle de su creación. Él nos amó primero y a pesar de que le fallamos envió a su hijo como un sacrificio para salvarnos

¿Aún crees que no eres valioso?

Existe una flor que se llama “Dama de la noche” es una hermosa creación que desprende su aroma solamente cuando se pone el sol ¿Cuántas maravillas aún podemos disfrutar de la creación?

Tú también experimentas este tipo de amor al esforzarte para hacer algo por alguien que amas, tu atención está en los más pequeños detalles; en cambio, si se tratara de un extraño no sería lo mismo, porque para la persona que amas buscarás la excelencia. ¿Todavía dudas del amor de Dios? En esta oportunidad solamente te animo a admirar la hermosa creación del Señor y a darle gracias por su maravilloso amor.