29 DE JUNIO · LA BENDICIÓN DE OÍR LA VOZ DE DIOS

Las bendiciones que Dios tiene para Sus hijos van más allá de lo que podemos imaginarnos. Dios quiere bendecirnos de una manera integral, en nuestro espíritu, nuestra alma y nuestro cuerpo. Él quiere darnos la provisión para todas nuestras necesidades. La base para obtener estas bendiciones descansa en el entendimiento de lo que Dios dice en Su Palabra. Gracias a la obra redentora de Jesús, podemos tener entrada al depósito donde se encuentran las bendiciones que anhelamos.

SERÁ PROTEGIDO POR DIOS

“El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende” (Salmos 34:7). De la misma manera que Él fijó Sus ojos en Abraham, lo bendijo y lo hizo padre de naciones; como obró con Isaac, quien fue un varón extremadamente rico; como protegió a Jacob, también Él nos ayudará a cada uno de nosotros. “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. (Filipenses 4:19)

SERÁ DECLARADO INOCENTE

En el libro de Isaías, el Señor pregunta a Su pueblo: “¿Será quitado el botín al valiente? ¿Será rescatado el cautivo de un tirano? Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos” (Isaías 49:24-25). En la Traducción en Lenguaje Actual dice: “A un guerrero no se le puede quitar lo que ha ganado en combate; un prisionero de guerra no puede escapar del tirano. Pero, yo, el único Dios, declaro que al guerrero y al tirano les quitaré lo que hayan conquistado. A ustedes los israelitas les digo, que yo salvaré a sus hijos y a sus hijas de las manos de sus enemigos”.

DIOS LO ESCUCHARÁ

La parábola de la viuda y el juez injusto relata que, por la persistencia de ella, el juez que no tenía temor de Dios, fue movido a hacer misericordia. El Señor concluye la parábola diciendo: “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:7-8).

SERÁN PROLONGADOS SUS DÍAS

El salmista dijo: “Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación” (Salmos 91:16).

SU FAMILIA SERÁ PROTEGIDA

“No tendrá temor de malas noticias; su corazón está firme, confiado en Jehová. Asegurado está su corazón; no temerá, hasta que vea en sus enemigos su deseo” (Salmos 112:7-8). Cuando una persona pone su confianza en el Señor, en su corazón tiene la plena seguridad de que Dios cuidará su familia.