13 DE JULIO · HAGAMOS TODO NUEVO

Todos hemos hecho alguna vez el ejercicio de botar todo lo viejo o lo que ya no se utiliza y en ese momento descubre todo lo que ha guardado creyendo que algún día lo usará. Algo similar sucede en nuestra vida, a veces se llena de viejos hábitos, viejas maneras de pensar y/o hacer las cosas, pero cuando permite que en su vida se acumulen cosas viejas ya no hay lugar para lo nuevo que Dios tiene.

En ocasiones pasamos por circunstancias adversas y no comprendemos porqué el Señor las permite, pero son los medios que Él usa para llevarlo a las gloriosas bendiciones que ya preparó para usted, Pablo lo declaró de esta manera, “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” esto está en 2 Corintios 5:17, también al corazón le sucede algo similar, ya que muchas veces el deseo es vivir un presente y un futuro de bendición pero los recuerdos del pasado que producen sentimientos de rencor o resentimiento, hacen que se viva sin poder perdonar a las personas que hicieron daño. Pablo Declaró, “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados” esto lo encontramos en Hebreos 12:15.

Las heridas más fuertes no son propiamente las físicas sino las heridas emocionales, y en la mayoría de veces esas heridas son causadas por las personas más cercanas; las diferentes experiencias que enfrenta el ser humano a lo largo de su vida, sin duda alguna marcan positiva o negativamente su futuro, recuerde que el Señor Jesús estando en la tierra y siendo hombre, también experimentó momentos que marcaron Su vida como cuando fue traicionado por uno de Sus discípulos, al ser vendido, expuesto y declarado culpable por algo que Él no había hecho, fue maltratado y azotado hasta ser crucificado y morir en la Cruz, Juan escribió lo que Jesús declaró: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” esto está en Juan 10:10.

Hoy lo invito a que usted se determine a separar lo viejo de su corazón y a entregarle todo a Jesús para que Él hacerlo nuevo, es necesario que hoy entienda que la Sangre que brotó del cuerpo herido de Jesús en la Cruz, tiene el poder de otorgarle redención en cada área de su vida, hoy usted debe despojarse de todo aquello que ya no tiene uso y prepararse para lo nuevo de Dios en su vida.