29 DE MARZO · EL MILAGRO DEL INTERCAMBIO

En una época de la Verdad andaba a desnuda por las calles. Los hombres se apartaban de su camino y nadie la dejaba entrar en su casa. Hasta que un día se encontró con el cuento, «Aquí todos amaban».

-Nadie me quiere- Dijo la Verdad. ¡Soy demasiado cruda y áspera, y me veo demasiado vieja!.

-Yo también soy viejo: Dijo el cuento. Y, sin embargo, todos me aman. No es por tu edad que te rechazan, es porque vas así desnuda. Pero si vienes conmigo, te prestaré mis hermosas ropas y veras como la gente se interesará por ti. El Violín de $1,000 dólares

Se anunció en cierta ciudad de América que un gran violinista tocaría un violín que costaba 1,000 dólares. Se llenó el teatro, pues muchos tenían curiosidad de oír un violín de tan alto precio. (El dólar tenía en aquellos tiempos mucho más valor que hoy).

El violinista dio en efecto, un magnífico concierto: pero apenas apagado el último acorde, el público vio con asombro que el músico arrojaba el violín al suelo y lo pisoteaba hasta convertirlo en astillas. Inmediatamente el empresario apareció en medio de grandes murmullos y explicó que el violín destrozado era un violín barato que costaba sesenta y cinco centavos y que a continuación el gran músico tocaría con el violín de mil dólares.

Cuando lo hizo, muchos de los presentes dijeron que apenas habían notado diferencia .El objeto de la estratagema era demostrar que no es tanto el instrumento como la mano que lo pulsa lo que tiene el mayor valor, constituyendo una propaganda en favor de los violines baratos. Tú puedes ser un violín de 65 centavos, pero si te pones en la sabia mano de tu Creador y Señor, enteramente sometido a su voluntad y atento a ella, tu vida puede producir acordes de gracia.