4 DE SEPTIEMBRE · EL MEJOR EQUIPO

¿Por qué es tan importante tener los doce? ¿Cuál hubiera sido el resultado del cristianismo, o quiénes habrían escrito el Nuevo Testamento si Jesús no hubiese escogido a doce? Si el Señor no hubiese permitido que Jacob tuviese doce hijos, no hubiesen existido las doce tribus de Israel. Pero a Dios le plació escoger a doce, porque éste es el número de gobierno.

Debemos entender que Dios es Espíritu, Él es eterno y habita en la eternidad. Cuando Dios decidió crear al hombre, estableció el tiempo y el espacio, esto es: Dios tomó lo eterno y estableció doce gobernantes llamados meses para convertirlos en años, y de este modo pudo establecer el tiempo. Es decir que Dios estableció el G12 para contar lo incontable. Por ejemplo: Para pastorear la nación de Israel, Dios usó a doce patriarcas; y para poder controlar todo el crecimiento de la iglesia, el Señor formó a los doce apóstoles.

Para que usted pueda ser padre de doce hijos espirituales, primero debe ser ejemplo, porque esos doce imitarán todo lo que usted haga, y luego esos doce motivarán a otros para que sigan su ejemplo. De esa manera, usted se convierte en un líder que tiene 144 discípulos. Antes de la visión, tal vez nadie sabía quién era usted, pero con la visión, pasa a ser una persona respetada, porque se ha ganado el respeto de sus discípulos. Usted es su padre espiritual, quien los motiva, cuida, alienta, anima, etc., y como todo padre, inspira respeto.

Sabemos que el problema de la sociedad actual es que al hombre se le ha perdido el respeto, pero en la visión, el hombre vuelve a rescatar el respeto, la honra y la dignidad.

Esto lo he observado en mis discípulos, quienes antes de entrar en la visión, tenían una familia que no creía en ellos, tenían amigos que no creían en ellos y ni siquiera ellos podían creer en sí mismos. Pero llegaron a la iglesia y el Señor hizo el cambio. Al principio, sus conocidos pensaron que estaban locos pero hoy en día, los miran y los tratan con respeto, y ya no los llaman solo por sus nombres, sino que les dicen “Pastores”.