27 DE FEBRERO · EL GENUINO ARREPENTIMIENTO

La palabra griega, que traduce arrepentimiento en este texto, es: Metamelein, que traduce, remordimiento, angustia. Y eso fue lo que sintió Judas; porque estoy seguro que si él se hubiera arrepentido genuinamente, el Señor lo hubiera perdonado. Mas él había endurecido su corazón por causa del pecado, y no pudo llegar a un verdadero metamelein.

Ernesto es un hombre de unos cuarenta y cinco anos de edad, y vino muy afligido a hablar conmigo; derramo su corazón en llanto mientras expresaba que se sentía el ser mas miserable de la tierra; cuando logro tranquilizarse, me dijo: Me encontraba en una población cerca a la ciudad de Bogota, con mis dos hijas, de tres y cinco anos de edad; y en un descuido mío, ambos se fueron caminando hacia la avenida, cuando veo que un vehículo no puede detener la marcha, (pues los frenos no le funcionaron) y atropella a mis dos hijas, los cuales murieron instantáneamente, y siento que todo fue por mi culpa, desearía retroceder el tiempo para haber protegido mejor a mis hijos; mas no se como enmendar mi falta.

Ese es el arrepentimiento, cuando uno siente que ha perdido algo demasiado valioso, y estaría dispuesto a hacer cualquier cosa, para recuperarlo. Cuando el ser humano, entiende que ha perdido su salvación, y se humilla ante Dios, implorándole misericordia, Dios desde lo alto le escucha, le perdona y le restaura su salvación. El dijo: “Clama a mi y yo te responderé y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces” Jeremías 33:3.

El salmista David dijo: “Mi pecado te declare, y no encubrí mi iniquidad; dije: confesare mis transgresiones a Jehová; y tu perdonaste la maldad de mi pecado.” Salmos 32:5-6. El arrepentimiento debe ir acompañado de una confesión detallada y minuciosa. Después de que David peco con Betsabe mujer de Urías, y fue confrontado por el profeta Natan, con lagrimas confeso su pecado, e imploro el favor de Dios, y esto lo llevo a componer uno de los mas hermosos salmos sobre el arrepentimiento; el Salmo 51.