Hola apreciados hermanos en Cristo,

Gracias por responder al llamado de Dios a la intercesión y anhelar ser parte de este gran ejército que el Señor está levantando en este tiempo final para desbaratar y deshacer las obras del adversario.

Como ustedes habrán notado estamos combinando la reflexión de la guerra espiritual con parte de la enseñanza de la declaración del día. Razón por la cual estamos incluyendo la enseñanza correspondiente a ese día en video. Por favor háganos llegar sus comentarios y peticiones que son muy importantes para nosotros.

Bendiciones,

César Castellanos Domínguez

arma

reflexionar

“Sino que os habéis acercado al monte de Sión… a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel”. (Hebreos 12:22, 24).

Durante mucho tiempo, al leer este versículo, pensé que la Sangre de Jesús había anulado la sangre de Abel; pues la sangre de Abel continuamente clamaba por venganza divina; mientras que la sangre de Jesús clamaba por misericordia. Pero si leemos cuidadosamente el texto, no dice que la sangre de Jesús anuló o invalido la sangre de Abel, sino que simplemente la mejoró.

En este texto Dios unió los dos derramamientos de sangre mas trascendentales; el primero y el postrero. Abel fue el primer humano en caer como víctima del odio enceguecedor de su propio hermano. Y Jesús el hijo de Dios, fue el último Adán en en caer bajo el odio enceguecedor de los líderes religiosos de su misma raza. La sangre de Abel clamó por venganza y la Sangre que Jesús derramó clamo por misericordia. Jesús como último Adán está muriendo por toda la raza humana, y no quiso dejar por fuera ni invalidar la sangre de Abel es por eso que la sangre rociada une los dos derramamientos de sangre. Y se convierte en juicio o misericordia. Jesús al referirse a la parábola del fariseo y del publicano (Lucas 18:9-14) dijo que el que se creía justo no fue justificado, mientras que el publicano si alcanzó misericordia. Juan el Bautista declaró: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Juan 3:36).

Jesús dijo: “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa” (Mateo 10:34-36).

La sangre rociada de Jesús es el arma atómica de Dios. Causa estragos en el campamento del adversario, pero a la vez siempre tiene extendido un brazo de misericordia para aquellos que tengan algo de lucidez y se quieran arrepentir. La sangre rociada de Jesús la debemos aplicar en las tres ramas de poder publico; en el ejecutivo, el legislativo y judicial, además debemos declarar lo que enseña Dios en su palabra: “Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará”. (Isaías 33:22)

declaracion_del_dia

declaracion

Susana Wesley, madre de los famosos Juan y Carlos Wesley, tenía 10 reglas para educar a sus hijos:

  • Destruye el egoísmo de tus hijos y colabora en la salvación de sus almas.
  • Enséñales a orar tan pronto empiecen a hablar.
  • No les des nada que pidan a lloros, sino lo que pidan con educación.
  • No castigues las faltas que confiesan enseguida y de las que ves que se arrepienten.
  • No permitas que ningún acto pecaminoso pase sin castigo.
  • No castigues nunca a un niño dos veces por una misma falta.
  • Alienta y premia la buena conducta.
  • Fomenta el respeto por la propiedad ajena, incluso en las cosas insignificantes.
  • Cumple todas las promesas que hagas a tus hijos.
  • No obligues a trabajar a tus hijos antes de que sepan leer bien.

Susana Wesley hablaba por experiencia. Tenía 17 hijos.

memorizar

versiculo

orar

apliquemos

DÍA 5 · EL ARMA ATÓMICA DE DIOS

|

410 comentarios