20 DE ABRIL · BENEFICIOS DEL TEMOR A DIOS

Vivimos en una sociedad, donde cada uno como individuo es artífice de su propio destino. El que quiera ser integro, simplemente se lo propone y lo logra, de igual manera el que quiera hacer lo malo, nada lo detendrá. Si algo nos puede ayudar a mantener una vida equilibrada, es el temor al Señor y esto nos ayudará a disfrutar de Su presencia, Su santidad, Su justicia y Su misericordia.

El Señor inspiró a Moisés para que le enseñara los principios fundamentales al pueblo de Israel, los cuales les darían dirección y protección de una manera permanente. “Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra.” (Deuteronomio 6:1).

El apóstol Pablo escribió: “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría.” (Colosenses 3:16).

Para que podamos enseñar y poner por obra Su Palabra, primero debemos nosotros ser formados y haber demostrado que somos obedientes a todo aquello que Dios nos ha dicho. Cuando nosotros estamos llenos de la Palabra y de Su conocimiento, es muy fácil poder transmitirlos. Pablo dijo: “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros” (Colosenses 3:16).

DEBEMOS RECORDAR QUE LA BIBLIA ES:

• La Palabra Eterna de Dios. “Mas la palabra del Señor permanece para siempre Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada” (1 Pedro 1:25).

• Es Espíritu y es Vida. “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan 6:63).

• Es viva. “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12).

• Es poderosa. “¿No es mi palabra como fuego, dice Jehová, y como martillo que quebranta la piedra?” (Jeremías 23:29).

• Es redentora. “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios” (1 Corintios 1:18).

PRIVILEGIOS POR GUARDAR LA PALABRA

Temor a Dios. “Para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.” (Deuteronomio 6:2).

Nos asegura bienestar. “Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres.” (V.3)

Nos ayuda a estar enamorados de Dios. “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.” (V.5)

Podemos vivir en ella todo el tiempo. “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” (Vs. 6-8).