9 DE JULIO · ¿QUÉ PIENSA DE USTED MISMO?

Jeremy Q. Lyons, presidente de una compañía productora de máquinas de escribir, tuvo que enfrentar la dura competencia de las computadoras en el mercado. Se propuso con obstinación no dejar de fabricar máquinas, aunque todo demostraba que ya habían sido desplazadas. Su terquedad y falta de renovación mental lo llevaron a la quiebra, lo convirtieron en un hombre amargado y lleno de odio contra la compañía de computadoras.

Pasó a ser un alcohólico empedernido y su familia tuvo que abandonarlo. De la noche a la mañana se le vio deambulando por las calles como un pordiosero. Casi enajenado, unos policías lo recogieron una mañana y lo llevaron a un hospital donde un amigo le propuso experimentar lo mejor de la vida regalándole una Biblia. La estudió detenidamente hasta tener un encuentro personal con Jesucristo, quien le renovó la mente.

Después de esto, Lyons logró ser contratado como vendedor en una empresa de computadoras; en poco tiempo, se convirtió en uno de los vendedores más productivos. Llegó a colocar su propia tienda distribuidora y unos meses más tarde abrió otras cinco sucursales. Sus ganancias aumentaron vertiginosamente y pudo recuperar su familia.

El enemigo había tomado su mente, haciéndolo usar la persistencia de modo negativo al pretender insistir en la producción de máquinas, pero el poder de Dios derribó sus argumentos mentales hasta convertirlo en un hombre de éxito.

declaracion6julio verso9julio