Nadie puede ser fiel si sólo está obedeciendo una orden que se le da; la fidelidad nunca viene por imposición; ser fiel es una decisión que nace de acuerdo con lo que se encuentra en el corazón. La fidelidad es una determinación, tal como lo expresó Rut, donde pidió el juicio de Dios sobre su vida si llegaba a quebrantar el pacto de fidelidad con Noemí (Rut 1:17)

Debemos entender lo que realmente es un pacto, y podemos compararlo al matrimonio, si sabemos lo que es un pacto entenderemos lo que significa realmente; un compromiso a la fidelidad. Por eso muchas veces las personas tiene su propia interpretación y pueden ser infieles a Dios, su esposa, sus hijos, y pastores; por lo general justifican sus actos pues no entienden la gravedad de quebrantar un pacto.

Cuando vemos lo que hizo Ruth podemos entender el valor de un pacto. La Biblia está ubicada en un contexto oriental, y gran parte de la relación de Dios con el hombre está ubicada en terminología de pacto de Sangre, en nuestro ámbito no estamos acostumbrados o familiarizados aún con este concepto.

Un ejemplo cercano lo podemos ver entre dos grandes amigos: Jonatán y David, quienes hicieron un verdadero pacto (1 Samuel 18.) Un pacto de este tipo virtualmente nunca fue quebrantado. Era un verdadero compromiso tan sagrado que un hombre moriría antes de deshonrarse así mismo con el quebrantamiento de un pacto.

En muchas culturas el romper un pacto significa la muerte. El pacto es un compromiso irrevocable e indisoluble y solo se rompe por la muerte. El quebrantamiento de un pacto en el oriente es castigado casi siempre con la muerte. Algo que nos deja impactados es que el Dios Todopoderoso pudiera hacer un pacto con el hombre, comprometiendo todo lo que Él es y todo lo que Él tiene para nosotros.

Debe evaluar si está en pacto con Dios, porque Él, si está en pacto con nosotros, y es un compromiso unilateral, irrevocable e indisoluble, valido por lo menos hasta la muerte, no depende de la situación, de las circunstancias. Que hoy renueve su compromiso de fidelidad con Dios, y si ha fallado pueda arrepentirse, comprometiéndose una vez más a ser fiel y jamás romper un pacto con Dios.

declaracion8m

verso8m

temasoracion6sept

8 MARZO · LA FIDELIDAD

|

376 comentarios