8 DE DICIEMBRE · FE QUE ABRE NUESTRO ENTENDIMIENTO

La perseverancia es una cualidad que se destaca en la vida de los primeros cristianos. Perseveraban en la doctrina en la comunión, en el estar juntos en el templo, en compartir los alimentos y en la oración. Esta actitud de vivir la vida cristiana los mantenía unidos, fuertes en el Señor y llenos de fe. Como resultado, otros se añadían a la iglesia y disfrutaban del favor de todo el pueblo.

Los diccionarios nos explican que una persona es perseverante cuando persiste en algo con el mismo ánimo que cuando lo inició. Que es constante en su accionar. Que su entusiasmo no decae a pesar del tiempo o de las dificultades con que se enfrente. En nuestra vida cristiana muchas veces decidimos hacer algo y al poco tiempo decaemos. Perdemos fácilmente el entusiasmo y dejamos de hacer lo que nos habíamos propuesto. El resultado es debilidad y falla de comunión con Dios. Por eso, el ejemplo de los primeros cristianos es tan fuerte: debemos perseverar en las cosas del Señor. Sólo así experimentaremos sus bendiciones.

declaracion8diciembre verso8diciembre