7 DE FEBRERO · TENIENDO LA MENTE DE DIOS

7 DE FEBRERO · TENIENDO LA MENTE DE DIOS

El único sobreviviente de un naufragio llegó a una pequeña isla inhabitada, oraba fervientemente y le pedía a Dios que lo rescatara, todos los días miraba hacia el horizonte esperando la ayuda solicitada pero esta nunca llegaba, cansado de no tener respuesta comenzó a construir una pequeña cabaña para protegerse y guardar sus pocas posesiones.

Un día, después de estar buscando comida, regresó y encontró su pequeña choza envuelta en llamas, una columna de humo subía hacia el cielo por fin logró apagar el incendio, y aunque lo peor ya había pasado, todas sus cosas se habían perdido, estaba confundido y su ira se desató contra Dios: “¿cómo pudiste hacerme esto?”.

Gritaba llorando de impotencia, abrumado y desconsolado se quedó dormido sobre la arena, de pronto el sonido de la sirena de un barco que se acercaba a la isla lo despertó, venían a rescatarlo, cuando por fin llegó a la cubierta del barco preguntó: “¿cómo sabían que estaba aquí?”. Sus salvadores algo extrañados le dijeron: “Porque vimos las señales de humo que nos hiciste”.

declaracion7febrero

verso7febrero

temasoracion2016