«La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella». (Proverbios 10:22)

Por ser hijos de Dios, somos favorecidos con su sobreabundante bendición. El corazón de Dios jamás es mezquino o tacaño, por el contrario, el Señor siempre nos da abundantemente todas las cosas.

El apóstol San Pablo dijo: “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre” (2 Corintios 9:8·9).

El Señor nos da todas las cosas suficientemente para que vivamos en abundancia. Cuando Dios creó a la primera pareja, no pensó en darle una pequeña porción de tierra. Él fue tan generoso, que le dio la extensión entera del planeta tierra, porque pensaba en ellos y en toda su descendencia. Pero, si Dios es tan generoso, ¿Por qué algunos creyentes batallan tanto con la escasez? Debemos recordar que la pobreza vino como consecuencia del gran distanciamiento entre el hombre y Dios. Cuando el hombre pecó, el primer juicio que vino fue sobre la tierra. Lo podemos ver cuando el Señor le dijo: “Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá y comerás plantas del campo”. (Génesis 3:17·18).

La maldición quedó representada en los espinos y cardos; sin embargo, cuando Jesús vino a este mundo, una de sus misiones era remover la maldición de la tierra, por eso no fue casualidad que el adversario quisiera escarnecerlo poniéndole sobre su cabeza una corona de espinas. No obstante, con esto Jesús estaba revirtiendo la maldición de toda la tierra.

En la Cruz del Calvario, Jesús murió en la completa pobreza, sin tener absolutamente nada. Se hizo pobre por nosotros para llevarse esa pobreza por medio de la Cruz, transformando aquella maldición en una vida llena de prosperidad para cada uno de nosotros.

declaraciondic6

versodic6

temasoracion6sept

6 DICIEMBRE · DIOS ANHELA DARNOS SU BENDICIÓN

|

61 comentarios