6 DE MAYO · LO QUE AGRADA A DIOS

Se pueden imaginar ¿cómo será ese momento en que el pueblo de Israel reconozca a Jesús como el Mesías prometido? Al respecto, el profeta Zacarías corre el velo y nos da luz de lo que será ese momento en que ellos entenderán por todas las aflicciones que Jesús tuvo que pasar y le preguntaran: “¿Qué heridas son estas en tus manos? Y él responderá: “Con ellas fui herido en casa de mis amigos” (Zacarías 13:6). Esto los llevará a un genuino arrepentimiento porque por fin entenderán que el velo que impedía reconocerlo como el Señor y Salvador habrá caído y la gracia ahora estará a favor de ellos.

“Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito” (Zacarías 12:10).

La conversión de ellos será tan genuina que se le compara con el lamento de la pérdida de un hijo único; lamentaran todos los años que estuvieron ciegos a la obra redentora.

¿Cómo fue su conversión?, ¿con dolor, llanto y lamento? Creo que esta es la oportunidad para que Jesús sea el que tome el control de su vida.

Pastora Claudia de Castellanos

declaracion6mayo verso6mayo