“Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios” (2 Corintios 3:4). Cuando el Apóstol Pablo nos habla de confianza se refiere a aquella seguridad que llegamos a adquirir en Dios. La vida de un cristiano, además de ser una carta abierta, también tiene como sello distintivo una total dependencia del Señor en todas las áreas de la vida. Pues con nuestros actos estaremos diciendo a las personas que, en medio de la prueba, descansamos en el Señor, porque Él es nuestro refugio y nuestra seguridad.

Al apoyarnos en Él, no permitiremos que entren la angustia ni la desesperación, porque hemos aprendido a llevar todas las cargas a Sus pies. Job experimentó muy grandes pruebas; en un solo día perdió a toda su familia formada por siete hijos y tres hijas, todas sus empresas quebraron, también hubo un incendio que arrasó con todos sus cultivos y su vida se transformó en un caos. Las únicas personas que lograron salvarse eran los siervos que se encargaron de darle las noticias de tanta tragedia.

Job escuchó esto y se rasgó las vestiduras, se postró en tierra y adoró, diciendo: “Desnudo salí del vientre de mi madre, desnudo volveré allá. Jehová dio y Jehová quitó, sea el nombre de Jehová bendito” (Job 2:21). Luego dijo: “He aquí, aunque él me matare, en él esperaré” (Job 13:15), y también afirmó: “He aquí mi confianza es que el Omnipotente testificará por mí, aunque mi adversario me forme proceso” (Job 31:35).

Dios se le reveló a Job de una manera extraordinaria, porque logró mantenerse firme en la prueba, y esto lo llevó a conocerle personalmente; fue tal como Job lo expresó: “De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza” (Job 42:5-6).

Así como el herrero para trabajar el hierro primero tiene que ponerlo a altas temperaturas para poder doblarlo y luego darle la forma que quiere, muchas veces Dios permite que experimentemos el mismo proceso para darnos la forma que Él estime conveniente. Porque así podremos cumplir Su propósito en este mundo.

declaracion5junio

verso5junio

5 JUNIO · AL ABRIGO DEL ALTÍSIMO

|

695 comentarios