4 DE AGOSTO · CINCO PIEDRAS EN LAS MANOS DE DIOS

En un museo de Europa se presentó un cuadro que se llamaba “Derrotado por el diablo”. Este consistía en un joven que estaba jugando ajedrez con el diablo y todo indicaba (por la cantidad de piezas en la mesa) que estaba perdiendo el juego. Todas las personas que veían la pintura decían lo mismo: “el diablo le va a ganar el juego”.

Un día, el museo abrió sus puertas como de costumbre y llegó en una excursión el famoso y mundialmente conocido campeón de ajedrez Bobby Fischer. Cuando llegó, se quedó mirando fijamente las piezas del juego y le dijo a la concurrencia: “Un momento, el joven todavía puede ¡ganar! Si él mueve la pieza de la esquina y luego mueve la pieza del otro lado no le dará oportunidad y finalmente le dará jaque mate al diablo y lo derrotará.”

¿Cuántas veces ha pensado que está derrotado y las circunstancias y los problemas le están ganando el “juego de la vida”? ¡Yo conozco a uno que se llama Jesús, que puede ver las situaciones desde un punto de vista muy diferente porque ya pasó por allí y ya le dio jaque mate al adversario! Deje de mirar las circunstancias y crea que Dios está de su lado.

declaracion4agosto verso4agosto