31 DE JULIO · GRACIA ABUNDANTE

Nadie en su escuela habría pensado que Thomas Alva Edison iba a convertirse en uno de los grandes genios del siglo XX. De hecho, sus profesores creían que el muchacho tenía una inteligencia limitada, ya que le costaba asimilar sus enseñanzas. Pero su único problema real era una incipiente sordera provocada por la escarlatina.

El hecho que cambió su vida se produjo en 1862, cuando tenía doce años. Como relata W. E. Wise en su libro “Edison, the youth and his times”, el famoso inventor salvó la vida del hijo del jefe de estación de policía de su ciudad. Edison vio como el niño jugaba en las vías, iba a ser arrollado por un tren y se lanzó sobre él, le tiró y le cubrió con su cuerpo mientras el tren pasaba a escasos milímetros de ellos. Por aquella hazaña, el chico fue recompensado con un curso de telegrafía que fue el principio de su carrera como inventor.

Salvar la vida del niño permitió a Edison hallar su camino al éxito. De igual manera, Dios ha trazado una vida llena de bendiciones para cada persona. No importa cómo vea hoy su vida; si se acerca a Él, Dios utilizará cualquier circunstancia para cumplir Su propósito en usted.

declaracion31julio nverso31julio