30 DE NOVIEMBRE · PROTEGIENDO NUESTRA MENTE

La capacidad de pensar y el poder asombroso de la imaginación son cosas que distinguen al hombre del resto de la creación. Estos dones son lo que lo ha llevado a sus más grandes aventuras. Gracias a ellos ha sido capaz de avanzar tanto.

Todo lo que vemos fue primero un pensamiento, la creación fue primero un pensamiento en la mente de Dios, La casa en la que vivimos fue antes un pensamiento en la mente del arquitecto, y así con todas las demás cosas que disfrutamos. Pero no sólo las cosas son el resultado del pensamiento, también lo es el carácter. La Biblia dice “Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él” (Proverbios 23:7).

Diferentes personas han expresado esta verdad espiritual de distintas maneras. Emerson dijo: “Un hombre es lo que piensa a lo largo de todo el día”. Norman Vicent Peale escribió el libro El poder del pensamiento positivo, para profundizar en esta misma idea. Todos estamos de acuerdo en que nuestro más grande problema y lucha es controlar nuestros pensamientos. Esos pensamientos secretos, silencioso, internos del corazón que nadie conoce ni ve y cuyo control es personal.

En ese campo somos dueños absolutos. Nadie puede controlar nuestros pensamientos íntimos. Otros pueden influenciarlos, pero no controlarlos. No obstante, este es el campo de batalla donde se gana o se pierde la victoria de la vida. Si podemos ganar aquí, ganamos en todas partes.

declaracion30nov verso30nov