29 DE MARZO · VALORANDO LO QUE DECIMOS

Un misionero llegó a cierto pueblo que no hablaba su mismo idioma, su misión principal era educar a los niños más pequeños respecto a la fe. Después de muchos años, muchos de estos niños llegaron a ser grandes evangelistas, reconocidos por el mundo entero.

En una entrevista le preguntaron al misionero ¿cómo logró usted educar a tantos niños, para que fuera ministros del evangelio, sino se podía comunicar con ellos? El misionero sonrió y dijo:

-“Oh, mi buen amigo, todo está en el poder de la palabra, aunque ellos no me entendían, yo les repetía todos los días que ellos eran grandes misioneros, el Espíritu Santo uso mis palabras para convertirlos en lo que hoy son, las palabras tienen un gran poder y un gran propósito, entenderlo es parte importante del éxito en la obra misionera”.

declaracion29marzo

verso29marzo

666 comentarios