28 DE MARZO · RECIBIENDO AL MEJOR AYUDADOR

¿Podrá uno pedir señales como lo hicieron los siervos de Dios en la antigüedad? Bueno pues yo conocí a un joven así, quien luego llego a ser mi esposo. Cada ves que el me hablaba de sus experiencias sobrenaturales, yo misma quedaba asombrada. Pero una de las que me llamó mucho la atención fue cuando le pregunté cómo había sido su experiencia con el Espíritu Santo. Él me dijo: “A los 15 días de estar asistiendo a una pequeña iglesia, mientras se encontraba de rodillas cerca al altar, pensamientos de duda empezaron a cruzar por su mente. ¿Esto será una secta extraña? Esto que ellos enseñan de la Biblia ¿Si será verdad?” Luego se acordó de que Gedeón le había pedido señal a Dios y Dios le respondió. Así que hizo la siguiente oración: “Señor Jesús si esto es tuyo, te pido una señal: Quiero verte y sentir que pones tus dos manos sobre mi cabeza y me unges”.

No alcanzó a terminar su oración, cuando sintió detrás de él la presencia de una persona, y cuando se dio vuelta en su espíritu para verle, quedo pasmado al contemplar aquella gran visión, pues sabia que era el Señor Jesús; estaba vestido con una túnica blanca, aunque su mirada subía lentamente, cuando logro ver Su rostro, era tan gloriosa su belleza, que emanaba rayos de luz, como cuando el sol resplandece en su fuerza. No aguantó y se desplomó sin ningún aliento en su cuerpo, luego sintió cuando Él se inclinó e impuso sus dos manos sobre su cabeza y le ungió. En ese momento empezó adorar al Señor en otras leguas. Cuando se levanto de sus rodillas quería abrazar a todo el mundo y decirles que Dios estaba en él.

declaracion28marzo

verso28marzo

232 comentarios