Pensemos por un momento en las piedras que David escogió para enfrentar al gigante. Eran cinco piedras lisas, pero ¿cómo fue el proceso para que pudieran llegar a estar perfectamente lisas? Es posible que antes fueran muy ásperas.

Pero como Dios sabía que Su siervo David las necesitaría algún día, quizás usó la corriente impetuosa del río para que se estrellaran unas contra otras en un proceso de años hasta que, cuando llegaran a las manos de David, no tuvieran imperfecciones. Serían ideales para cumplir el propósito de Dios a través de David. Por ello, al ser usadas, gracias a que no había ninguna aspereza en ellas, tuvieron un vuelo perfecto, dando justo en el blanco. La frente del gigante.

¿Ha escuchado decir: “Esa persona es tan difícil que no puedo soportarla, es un hipócrita”? La gente que se muestra con muchas asperezas y con la cual a veces es dificultoso tratar, son solo simples piedras que se estrellan contra nosotros que también somos piedras que nos encontramos en el mismo arroyo y la corriente nos hace chocar. Cada golpe que recibimos, va limando nuestras actitudes. Cuando estemos listos, nos convertiremos en el arma de Dios para derribar poderosos gigantes.

El Apóstol Pedro dijo que somos como piedras vivas; esto significa que nuestro carácter está siendo formado en el río de este mundo, donde chocamos con algunas personas, cercanas como las de nuestra familia, o las de nuestra comunidad. Aunque no nos explicamos por qué tales personas se comportan así, Dios está utilizando cada situación para formar nuestro carácter.

Se convierten en líderes idóneos aquellos que saben que cada adversidad que tienen que afrontar en la vida es parte del proceso en la gran fábrica celestial donde, paso a paso, Dios está formando hombres y mujeres con actitud correcta. El mayor enemigo que tenemos no son las personas que están afuera, sino el ego adentro de nosotros que se irrita con mucha facilidad.

Los verdaderos hombres de Dios aprenden a rendir la vida en Su altar, sacrificando el egoísmo para que el carácter de Cristo pueda fluir a través de ellos.

declaracion27mayo

verso27mayo

27 MAYO · EL LÍDER DE ESTE TIEMPO

|

73 comentarios