“Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado” (1 Samuel 17:45).

Es interesante ver la manera como David lograba conectar los conflictos físicos con el mundo espiritual. Las armas que traía el gigante eran armas físicas; mientras que David declaraba el respaldo espiritual que había detrás de él.

Cuando David mencionó el nombre de Dios, lo hizo porque era consciente de que el mismo Dios estaba presente en esa pelea. Esto mismo se lo había expresado al rey Saúl cuando le dijo: “Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo”. (1 Samuel 17:37).

David no se dejó intimidar por la apariencia de aquel gigante, sin olvidar que en lo natural David estaba en total desventaja ya que sus armas no lograron impresionar al filisteo; en una mano llevaba su cayado de pastor, en la otra una pequeña onda con la que arrojaba piedras y en su cinturón una bolsa en la que tenía guardadas cinco piedras lisas.

“Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer. Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos?” (1 Samuel 17:42·43).

¿Se pueden imaginar el ambiente que se vivía en el campamento de los filisteos? Ya estaban celebrando el triunfo antes de la pelea; sin embargo, no contaban con algo y era en ese ser espiritual que no podían ver, aquel que en un instante se apersonó de la pelea. “Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante”. (Jeremías 20:11).

El profeta Isaías declaró: “Nuestro Redentor, Jehová de los ejércitos es su nombre, el Santo de Israel”. (Isaías 47:4).

Dios es el comandante del ejército celestial y también nuestro poderoso redentor. Que en este tiempo el Señor abra nuestros ojos espirituales para que podamos ver el ejército espiritual que nos acompaña en cada paso que damos.

declaracion26nov

verso26

temasoracion6sept

26 NOVIEMBRE · UNCIÓN PARA DERRIBAR GIGANTES

|

1.210 comentarios