26 DE NOVIEMBRE · PIENSE COMO UN CONQUISTADOR

La falta de metas es una de las plagas de nuestro tiempo. He leído que el 3 por ciento de las personas tienen metas, el 7 por ciento sabe lo que son las metas, el resto, el 90 por ciento, no las tiene. Simplemente viven la vida tal como les viene, su meta es llegar a la semana siguiente y aparte de eso no piensan en más. Los pastores e iglesia sin metas son como barcos sin timón. Si no establecemos metas propias, estaremos aceptando la de los demás.

No tener metas es como cuando un avión no puede aterrizar porque algo sucede en la pista y debe dar vueltas y “sobrevolar” la ciudad esperando el momento para descender. Gastó gasolina, perdió tiempo y no llegó a ningún lugar.

Los buenos líderes no sólo tienen una visión y establecen metas. También planifican. Se necesita una estrategia para llegar a donde se quiere ir Cuando hacemos un viaje en avión, en nuestro boleto tenemos toda la información que necesitamos: destino, ruta, tiempo de salida, costo y nuestro nombre. Toda buena planificación incluye estos cinco elementos. Destino: a dónde vamos; ruta: cómo vamos a llegar allí, horario: cuándo saldremos y llegaremos; precio del boleto: cuánto nos va a costar el viaje; nombre del pasajero: quién hará el viaje. La planificación nos ayuda a mantener el control de nuestra actividad y energía, nos ayuda a movernos con propósito y determinación.

declaracion26nov verso26nov