26 DE JULIO · CONOCIENDO AL DIOS DE ISAAC

En una reunión de Londres, Winston Churchill contó la historia de cómo escapó de una prisión militar de Pretoria, en Sudáfrica. Churchill describió que, durante la Primera Guerra Mundial, después de haber andado dos o tres días por la región cercana a Pretoria y estar ya al final de sus fuerzas, decidió presentarse a la puerta de una de las casas cuya luz podía ver en el fondo del valle.

Aunque se había pregonado una recompensa a quien le entregara, Churchill creyó que todavía estaba la posibilidad de encontrar un alma amiga en el mismo corazón del territorio enemigo y oró fervorosamente para que fuera guiado a esa casa amiga. Se acercó a la puerta de una de las residencias y llamó. Un hombre abrió la puerta y le preguntó lo que quería.

“Soy Winston Churchill”, contestó. “Entre”, dijo el hombre amigablemente. “Esta es la única casa en millas a la redonda donde podía estar seguro”. La vida y la libertad de Winston Churchill entraba, sin duda, en los planes de Dios para la liberación de Europa del nazismo 30 años después. Bernard M. Allen en “Down de Stream Of Life”.

declaracion26julio verso26julio