Después del atentado en que recibí cinco impactos de bala y estuve diez días entre la vida y la muerte, el reporte médico no era nada favorable. El decreto que había sobre mi vida era la muerte. Pero mi esposa se mantuvo firme en la fe, con la plena certeza de que me levantaría y volvería a la normalidad. En un acto de osadía, decidió cerrar la negociación por la compra de un apartamento que días antes del atentado yo había acordado de palabra.

Trataron de persuadirla para que esperara el desenlace de mi situación, pero ella dijo: “Sé que César se levantará pronto y quiero darle esta sorpresa”. ¡Gloria a Dios por ese espíritu de victoria que no acepta argumentos humanos sino que sólo acepta lo que Dios dice en Su Palabra!

declaracion25mayo

verso25mayo

25 MAYO · PODER PARA VENCER

|

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>