25 DE OCTUBRE · ESTRATEGIA PARA GANAR

Una de las más grandes bendiciones que Dios les dio a Abraham y Sara fue la sanidad de su esterilidad. Tal vez usted sea estéril ministerialmente, yo lo fui. Aunque tenía cuatro hijas preciosas en aquella época, no tenía hijos espirituales. Toda la bendición y la unción estaban sobre César, porque era un siervo de Dios, el ungido; siempre lo ha sido.

Cuando me decía que predicara, le respondía que no, que mejor lo hiciera él porque era él quien tenía la unción. Yo prefería solamente ayudarle en la alabanza. Pero pasé por un tiempo de quebrantamiento y Dios concibió en mí una gran nación. Pude visualizar una generación de mujeres que amarían a Dios con todo su corazón. En Colombia, si nos reuníamos doscientas mujeres en ese tiempo, era mucho.

Cuando concebí multitudes en mi espíritu, la primera reunión después de esa experiencia tuvo una concurrencia de veinte mil mujeres en un Coliseo, ¡todas adorando a Dios! El Señor dijo a Abraham: “De ti saldrá una gran nación”. Y esa palabra está dirigida no solo a Abraham, sino también a usted y a mí. Puede comenzar con una célula, luego se multiplicará, llevará a sus discípulas a los Encuentros, y más tarde, ¿por qué no?, será un pastor que impacte los cinco continentes del mundo. Es tiempo de salir y hacer discípulos, es tiempo de ganar nuestra nación para Dios.

Pastora Claudia Castellanos

declaracion25octubre verso25octubre