25 DE NOVIEMBRE · MI CASA AL SERVICIO DE DIOS

“Un día salí a comprar el desayuno y al regresar escuché ruidos en una casa vecina que despertaron mi curiosidad, así que me acerqué y vi un grupo de personas que estaban leyendo la Biblia, y de un momento a otro, me encontré sentado en la sala de aquella casa, participando de la reunión, teniendo en mi mano lo que había comprado para el desayuno. Allí comencé a dar mis primeros pasos en la vida cristiana. Después nos vinculamos a la iglesia, me interesé por prepararme para el ministerio, y luego me dieron la responsabilidad de liderar una célula; como me gustaba mucho interceder por las necesidades de la iglesia, supe que el pastor César estaba viajando cada semana a Bucaramanga a predicar y al día siguiente regresaba.

El Señor puso carga en mi corazón de apoyarlo en oración. Y con las personas que asistían a la célula siempre orábamos para que el Señor mandara un pastor para esa ciudad. Un día cual sería mi sorpresa cuando el pastor me llamó y me dijo: ‘¿Le gustaría pastorear aquella iglesia?’. Casi me voy de espaldas, pensaba que era una responsabilidad demasiado grande para mí. Sin embargo, en mi corazón tuve paz y acepté el desafío. Creo que Dios no se equivoca, estamos en el mejor lugar, amamos esta ciudad, a las personas y el Señor nos ha bendecido con una membresía de más de veinticinco mil personas”.

Pastor Esteban Chaves

declaracion25nov verso25nov