25 DE JULIO · SEMBRANDO LO MEJOR EN NUESTROS DISCÍPULOS

Uno de los más grandes privilegios que puede tener el ser humano es el que Dios lo llame a su servicio. Y si algo debe caracterizar a los siervos de Dios, es el dominio sobre su carácter. Moisés no sólo tuvo el coraje de enfrentarse a Faraón y ser usado por Dios para que su ejército desapareciera, sino que además fue el hombre más manso y humilde de toda la tierra.

Refiriéndose al ministerio pastoral, el profesor Jorge Caleb Moor realza lo que un líder eficiente debe tener:

La fortaleza de un buey.

La tenacidad de un perro de caza.

La audacia de un león.

La paciencia de un burro.

La adaptabilidad de un camaleón.

La visión de un águila.

Las melodías de un ruiseñor.

La mansedumbre de un cordero.

La piel de un rinoceronte.

La disposición de un ángel.

La resignación de un enfermo incurable.

La lealtad de un apóstol.

La fidelidad de un profeta.

La ternura de un pastor de ovejas.

El fervor de un evangelista.

La abnegación de una madre.

Debemos entender que todo esto es posible gracias a que el Espíritu de Dios mora dentro de nosotros.

declaracion25julio verso25julio