23 DE ENERO · LA RECOMPENSA ES PARA LOS DILIGENTES

María Jones, una jovencita aldeana fue la causa de un movimiento que tanto beneficio ha traído a la humanidad. María nació en el país de Gales – Gran Bretaña, por el año de 1784, hija de humildes obreros galeses. En cierta ocasión hizo un largo viaje a pie, desde su pueblo hasta donde vivía el Pastor Thomas Charles, para adquirir su anhelada Biblia. Llegó de noche después de una caminata de casi 40 kilómetros, se hospedó en la casa del predicador metodista David Edwards.

A la mañana siguiente fue a ver al Pastor Charles para mirar y adquirir su Biblia, pero recibió la mala noticia de que todas ya estaban comprometidas. El pastor conmovido por las lagrimas y el deseo de María, le cedió una de sus Biblias. Con diligencia se aprendió muchos pasajes bíblicos de memoria y enseñaba en la Escuela Dominical con gran entusiasmo. El Pastor Charles al igual que el predicador Edwards quedaron muy impresionados con esta joven, y celebraron una reunión para promover la formación de una Sociedad Bíblica que proveyera de Biblias al país de Gales.

Esto sucedió en el año de 1802, dos años después de la visita de María Jones. Por fin el 7 de marzo de 1804 se formó esta importante Sociedad. Se le dio el carácter internacional, teniendo como principal objetivo entregar Biblias en todo el mundo. Desde entonces las Sociedades Bíblicas Británicas, las extranjeras y las de otras entidades asociadas, han logrado publicar la Biblia en más de 1800 lenguas, y la han distribuido por millones y millones alrededor del mundo.

declaracion23enero verso23enero