23 DE MARZO · UNA OFRENDA CON PROPOSITO

Salomón dijo: “Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallarás” (Eclesiastés 11:1) Cuando alguien da una ofrenda, siempre es con un propósito y esto es algo que como familia hemos entendido. Cuando mi esposo me hablo de que el Señor lo inquieto a ofrendar el reloj más fino que tenia, no le encontré nada en particular. Aunque sabia que para él era desprenderse de algo que verdaderamente amaba. Después de un tiempo reemplazó el reloj ofrendado por otro mucho más sencillo, que tenía con base en acero inoxidable.

El 25 de Mayo del 97, cuando como familia fuimos victimas del atentado, mi esposo recibió cinco impactos de bala en su cuerpo, uno de ellos iba dirigido al corazón; pero algo tan poderoso, como un gran escudo, lo protegió; y era aquel sencillo reloj, que fue el que se encargo de desviar la bala. Esto me hizo entender que cuando Dios le pide algo a sus hijos, es porque Él tiene un propósito grande. Esto nos ayudo a ser mas sensibles a la voz de Dios para saber que cuando el nos pide algo debemos obedecerle diligentemente.

declaracion23marzo

verso23marzo

999 comentarios