La Biblia está llena de testimonios de hombres y mujeres de fe, todo lo que ellos hicieron y conquistaron es una inspiración para cada uno de nosotros. Estos hombres de fe tuvieron que vivir momentos de dificultad, momentos de escasez, momentos de crisis pero la fe en Dios y la confianza en el Señor, les dio la estrategia para obtener victoria sobre las circunstancias. Algo que he entendido es que cuando las personas están bajo presión, bajo pruebas, éstas pueden convertirse en un velo que impide ver todas las bendiciones que Dios tiene para sus vidas.

Sin embargo, sabemos que el propósito de Dios no es quitar la prueba, sino darnos las fuerzas para poder superarla. Después del reporte negativo de los diez espías que debilitaron la fe del pueblo, Dios tuvo que hablar a todo Israel diciendo: “Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra, por la cual alcé mi mano y juré que os haría habitar en ella; exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun” (Números 14:30).

Josué y Caleb son un gran ejemplo, se convirtieron en grandes líderes ya que, al ser probados como el oro, salieron puros. Sus experiencias constituyen una importante guía para que, de igual manera, desarrollemos una fe sencilla y genuina, y comprobemos que sí es posible alcanzar grandes bendiciones de Dios para nuestras vidas.

A pesar de que afrontaron uno de los períodos más difíciles del pueblo de Israel, es decir, la etapa de la travesía por el desierto, estos dos valientes lograron recibir la recompensa al entrar y tomar posesión de la tierra prometida, porque aprendieron a moverse, no por lo que los rodeaba, sino por lo que Dios había declarado y prometido en Su Palabra.

declaracion22junio

verso22junio

22 JUNIO · EL CONTINUO CUIDADO

|