22 ABRIL · VIVIFICADOS POR JESÚS

Hace unos años una mujer dio a luz a un par de gemelos. Estos bebés nacieron prematuros, unas doce semanas antes de tiempo. En una estrategia médica para que ellos se terminaran de desarrollarse bien, pusieron a los bebés en incubadoras individuales. Un bebe comenzó a surgir como el más fuerte, pero el otro no estaba mostrando signos positivos. Un día el bebé que no estaba creciendo comenzó a luchar por respirar, sus piernas y sus brazos se pudieron azules por falta de oxígeno.

Ya los doctores no sabían qué hacer, y los papás se prepararon para lo peor. A pesar de las políticas del hospital, una enfermera logró obtener el permiso para poner a los dos bebés en una misma incubadora. Después de unas pocas horas, el bebé que estaba fuerte subió su bracito y lo puso alrededor de su hermanita, quien estaba a punto de morir. De repente la bebida comenzó a mejorar, su corazón cobró fuerza, y su respiración se niveló. Los dos bebes sobrevivieron, y ahora el evento milagroso se conoce como el “abrazo salvador”.

declaracion21abril verso21abril