En Austria vivía un niño de ocho años del cual se burlaban porque era muy flaco y no tan popular como los otros chicos de la escuela, todos decían que sería un fracasado. Su padre le preguntó “¿Le crees a tus amigos o a tu corazón?” Inquieto por la pregunta, hizo una lista de metas donde anotó sus sueños y al frente de cada sueño puso el orden y la fecha en que lo alcanzaría. Hizo esto sin prestar atención a su situación actual, solo creyendo que podía lograrlo.

Lista de sueños:

  • Quiero ser el hombre más musculoso del mundo = Era flaco.
  • Quiero ser millonario = Era pobre.
  • Quiero ser actor = Le daba pena salir en las obras del colegio.
  • Quiero ser un gran político = Ni siquiera tenía edad para votar.

Tiempo para lograrlo:

  • A los 20 años quería tener su primer millón de dólares.
  • A los 25 años quería ser Mr. Olimpia (título mundial de culturismo).
  • A los 30 años quería ser actor.
  • Antes de morir quería ayudar a otros a través de la política.

Lo tremendo de esta historia fue que años después, este chico logró cada uno de sus sueños siendo disciplinado y esforzándose, pero sobre todo creyendo al sueño que un día tuvo. Cuando contó a sus amigos los sueños que después, como él lo dijo en una entrevista, “Ahora río yo”. El nombre del niño es Arnold Schwarzenegger.

declaracion21julio

verso21julio

oremos16junio

21 JULIO · SE PUEDE CAMBIAR

|

52 comentarios