19 DE AGOSTO · APOYÁNDONOS EN DIOS

“Después de un largo concierto pensé que era buena idea conducir a casa, quería conocer a mi sobrina que estaba recién nacida lo antes posible. Sin embargo, alrededor de las 2:30 am, ya muy cerca de casa me distraje y quedé en blanco. Lo siguiente que recuerdo fue despertar. El motor estaba en silencio pero había un sonido que llenaba mis oídos. ¿Dónde estaba? No podía decirlo al principio, solo sabía que algo malo había pasado. Palpé con mis manos mi costado. Estaba la puerta del carro, su combinación con tela y metal era familiar, pero algo no estaba bien. Abrí mis ojos para ver primeramente mis manos enfrente de mi –“Qué bien, mis manos aún están ahí, -pensé. Todavía puedo tocar la guitarra”. Empecé a sentir el dolor, mi espalda me decía que la cosa era grave. Llegaron los bomberos, alguien me dio algo de morfina y después de eso no recuerdo mucho.

En el hospital me enteré que pocas personas de los equipos de auxilio que me ayudaron en el accidente creyeron que saldría vivo, pero lo hice. Me quebré el fémur derecho, los doctores me operaron y lo sujetaron con clavos. Aún tengo profundas cicatrices en mi rótula y una marca enorme en mi cadera, donde hicieron la cirugía; me recuerda diariamente lo que sucedió aquella noche, pero también la sanidad que tuvo lugar en los siguientes días.

Esas dos semanas en el hospital fueron importantes. La gente me repetía que era afortunado por estar vivo. Pero de algún modo esa palabra, afortunado, no encajaba. Por todos los flancos, yo debía estar muerto. Recostado sobre la cama, escuchando los rechinantes pisos alrededor, todo el asunto me parecía más significativo que simple fortuna. Supe que no era “suerte”– era Dios.
La pregunta era ¿qué iba hacer al respecto? La gente dice que una cama de hospital no es el lugar para tomar decisiones trascendentales. No estoy de acuerdo. Pienso que puede ser el lugar ideal desde el cual reflexionar sobre la vida e idear un plan sincero. Allí tome una de las decisiones más importantes de mi vida, dejar mi empleo y empezar una banda a tiempo completo junto a mis amigos.

declaracion19agosto verso19agosto