18 DE JUNIO · ARMAS DE ATAQUE

¿Cómo cree usted que se siente una persona que pasa gran parte de su vida con un collar metálico, ajustado al cuello y atado a una barra metálica, a través de unos pocos metros de cadena?

Son personas que no pueden tener sueños, ni ilusiones, ni familia, ni amigos porque permanecen todo el tiempo bajo el yugo opresor de aquel que los cautivó; su única gran ilusión es que alguien los libere.

Esa es la situación de aquellos que han sido víctimas del secuestro. Qué emoción sintieron Colombia y Estados Unidos en una de las operaciones de rescate más espectaculares que jamás se haya visto. Varios de nuestros compatriotas, junto a tres norteamericanos, fueron liberados en un solo día. Los que fueron liberados no salían de su asombro, no sabían si era realidad o era un sueño.

Sin embargo, existen cadenas mas crueles, que son las cadenas del pecado, pero también existe una mayor alegría; ser redimidos del poder opresor de pecado, a través la sangre de Jesús, como lo expresó el profeta Isaías: “¿Será quitado el botín al valiente? ¿Será rescatado el cautivo de un tirano? Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos” (Isaías 49:24-25).

declaracion18junio verso18junio