18 DE JULIO · UN LÍDER LLAMADO POR DIOS

Nunca tuve a nadie que me orientara en mi vida espiritual, así que lo impuro, lo incorrecto y lo dañino siempre me rodeaba. En mi juventud pensé que esto era lo normal en la vida y desde los doce años me fui inclinando a cambiar los refrescos por el alcohol y los helados por el cigarrillo. Pasé por fuertes etapas de depresión y rebeldía con consecuencias devastadoras para mi vida. Un día me invitaron a una reunión cristiana donde conocí al Señor. Recuerdo que al entrar escuché una voz en mi corazón que me decía: “Julián, Yo te amo…”, al principio me confundí porque no entendía de dónde provenía esa voz.

En el tiempo de la alabanza y la adoración vino un profundo quebrantamiento a mi corazón y empecé a llorar, trataba de contener las lágrimas pero no podía. Observé que los que me rodeaban también estaban llorando y esto me dio ánimo para derramar mi corazón ante Dios como nunca antes lo había hecho. Por segunda vez, sentí la voz que me decía: “Julián, yo te he llamado para que sirvas y tú aún no has querido, pero yo te amo”; Me sentí muy confrontado, en un instante vi la película de mi vida y comprendí que era el más grande pecador.

Fui el primero en correr al altar a entregarle mi corazón a Jesús; aquel día experimenté le nuevo nacimiento, sentí el gozo y la alegría de tener a Jesús en mi vida. Después de varios meses me dieron la oportunidad de liderar una célula, luego conquisté mi equipo de doce, lo cual se convirtió en el fundamento de mi ministerio. Hoy pastoreo en la ciudad de Mosquera con una membresía de 2.500 personas.

Pastor Julián Flechas

declaracion18julio verso18julio