«El que habita al abrigo del Altísimo. Morará bajo la sombra del Omnipotente». Salmos 91:1

Bajo el abrigo de Dios encontrará toda clase de provisiones que Él ha preparado para que ninguno de Sus hijos tenga necesidades. Todos aquellos que caminan en su voluntad hallarán bienes y bondades, tanto materiales como espirituales y emocionales. Sólo tiene que determinarse alcanzarlos a través de los brazos de la fe y seguir el consejo que el Señor dio a Josué: “…de día y de noche meditarás en él… porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien” (Josué 1:8).

David dijo: “Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, y es hermosa la heredad que me ha tocado” (Salmos 16:6). Como hijo de Dios debe comprender que Él tiene innumerables bendiciones para aquellos que caminan en su perfecta y buena voluntad.

Dios nos miró con ojos de misericordia y permitió que naciéramos a la fe, y esto fue lo que nos dio el derecho legal para permanecer dentro del territorio del pueblo de Dios.

¿Sabía usted que posee una gran heredad? Su vida de fe es tan poderosa que levantará un cerco de protección alrededor de su familia, su esposa, sus hijos, sus seres queridos su iglesia, etc. Cuando usted comienza a bendecir y cuidar lo que Dios le ha dado, Sus milagros se manifiestan a través de su vida.

Usted es diferente a todos los demás, pues Dios lo escogió para bendecir sobrenaturalmente su vida y las personas que lo rodean.

declaraciondic16

verso16dic

temasoracion6sept

16 DICIEMBRE · ESCOGIDOS PARA BENDICIÓN

|

6.265 comentarios