16 DE MAYO · LA LLAVE DE LA PREDICACIÓN

“Déjame decirte que tenemos que entregarnos por esta causa, luchar hasta el fin. Nada sería más trágico que detenernos ahora. Debemos continuar, y tú tienes que ser parte de ello. Si serlo significa dejar tu trabajo, dejar tu estudio, ¡hazlo! Interésate por tu hermano… O subimos juntos, o juntos caeremos. Hace diez años mientras autografiaba unos libros en Nueva York, una señora con problemas mentales se acercó y me preguntó si yo era Martín Luther King Jr., luego me apuñaló en el pecho con un cuchillo; los rayos XX mostraron que la punta del cuchillo estaba raspando mi corazón.

Al día siguiente estando en el hospital leí en el periódico que si yo hubiera estornudado, estaría muerto. Una semana después, mientras me recuperaba me permitieron leer algunas cartas que me llegaban de diferentes partes del mundo; recibí cartas del Presidente y del Vice Presidente, de gobernadores aunque en realidad me olvidé lo que decían, Pero hubo una de ellas que nunca olvidaré, la de una joven que escribió, ‘me alegra mucho que no estornudaste’… Y hoy yo también estoy feliz que no estornudé, porque si hubiera muerto aquel día no podría estar aquí hoy para ser parte de este gran movimiento.

En realidad no sé qué va a suceder, tenemos días muy difíciles por delante, pero a mí eso no me importa porque he subido al Monte. Hoy estoy feliz, no estoy preocupado por nada, ni le temo a ningún hombre, porque mis ojos han visto la gloria de la llegada del Hijo de Dios”.

Discurso de Martín Luther King, JR. Quien dio su vida por la causa de libertad afro americana. Este fue parte de su discurso fue un día antes de su asesinato.

declaracion16mayo verso16mayo