En la revista United States News and World Report del 27 de diciembre, 1957, Billy Graham expresó: “Cuando acepté a Cristo hace veinte años, en una cruzada muy parecida a esta que estamos dirigiendo, pasé al frente con otras cuatrocientas personas. Al día siguiente, un columnista de un periódico dijo que eso era el resultado de una agitación emocional y que nadie perseveraría. Sin embargo, sé que en este momento once ministros están predicando el evangelio y que se convirtieron aquella noche. Eran exactamente como yo –muchachos alocados- y ahora son predicadores; consideran aquel acontecimiento como su momento crítico en la vida, tal como yo lo considero. En la ciudad de Nueva York he encontrado muchos caballeros que ahora son directores de actividades religiosas en la ciudad, quienes se convirtieron hace cuarenta años por la predicación de Billy Sunday. Uno de los personajes más notables de ese hecho es el doctor Henry Van Dusen, el presidente del Union Theological Seminary”.

Aunque al inicio de su ministerio Billy Graham no fue nada elocuente como predicador, siempre había algo que a todos dejaba impresionados: su sinceridad. Ha recorrido el mundo predicando sin descanso. Una de sus grandes contribuciones al cristianismo estadounidense ha sido su genuina defensa de la reconciliación e integración entre blancos y negros que ha promovido en todos los frentes. Fue amigo personal de Martin Luther King.

Que este día sea una oportunidad para agradecerle a Dios por permitirnos llevar su amor y palabra a otras personas. Que nos llene de fe y unción para desarrollar nuestro llamado en la Iglesia.

declaracion15abril

verso15abril

15 ABRIL · JESÚS ES lA PALABRA DE DIOS EN ACCIÓN

|

404 comentarios