15 DE MAYO · TRANSFORMADOS POR SU AMOR

Con la emoción que produce la conquista, mi esposo vio que desocuparon un edificio que quedaba justo al frente de las instalaciones de nuestra iglesia y habían puesto un letrero: “Se arrienda”. Fuimos a hablar con el dueño, un empresario muy amable; las primeras palabras que le dijo mi esposo fueron: “No estoy interesado en arrendar, prefiero comprar”. La primera sorprendida fui yo misma porque sabía que no teníamos dinero ni para pagar la primera mensualidad, entonces, ¿de dónde sacaríamos el dinero para comprar todo un edificio? No obstante, aquel señor le dijo: “Señor Castellanos, en este momento no estamos pensando en venderlo, pero le sugiero que lo tome en renta y le garantizo que en el momento en que decida venderlo, usted tendrá la primera opción”.

Tomamos el edificio en renta y aunque no había suficiente dinero para cumplir con esta responsabilidad, cuando se tomó el predio, ocurrió el milagro; las finanzas se multiplicaron y en seis meses este empresario buscó a mi esposo para decirle que había decidido vender y que, en cumplimiento de lo acordado, él sería el primer opcionado. Dios ya había dado la provisión. Tuve que acostumbrarme a ver los grandes desafíos de fe a los que mi esposo se lanzaba, que si los miraba en la lógica eran absurdos. Pero Dios siempre lo ha respaldado en cada paso.

Pastora Claudia de Castellanos

declaracion15mayo verso15mayo