María encontró el favor de Dios porque era virgen, lo cual representa una vida de santidad. Ella se determinó a vivir en la Palabra de Dios; era una persona de ejemplo que siempre hablaba con la verdad; tenía un brillo especial por su pureza, era una joven íntegra, una carta abierta leída por todo el mundo.

Lo primero que usted debe hacer para concebir el sueño de Dios es santificarse. No puede vivir una doble vida, debe ser una persona auténtica, y esto se logra por medio de una genuina conversión. Esta mujer tal vez la más conocida de la Biblia, hizo algo que ninguna otra persona pudo hacer, dar a luz y acompañar en los primeros pasos a Jesús, esto la saca de categoría, por las características que acompañan este desafío.

Podrá imaginar su impacto cuando recibió de parte del ángel tal noticia, pero con una fe ingenua preguntó: “Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón”. (Lucas 1:34)

¿Cómo sucederá, lo que Dios me prometió? Es una de las preguntas que muchas personas se hacen. En muchas ocasiones vienen las dudas y las circunstancias que frenan el sueño de Dios en nosotros; viene el desanimo, la incredulidad y no creemos que el Señor cumplirá su propósito de una manera sobrenatural. María aceptó el desafío manifestándolo por medio de la oración, en su obediencia total a las instrucciones y al caminar a través de la fe, con una actitud humilde. “Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra”. Esta mujer halló gracia y el cielo se movió a favor suyo, la visita del ángel, la palabra que había hallado gracia, traer a la tierra el sueño de Dios, la promesa dada a la humanidad.

Gracia que solo llega cuando se vive en integridad exclusivamente para el Señor. Como María tenía una vida consagrada, pudo ser usada para los propósitos divinos.

Estos pasos los puede aplicar a su propia vida. Para engendrar así los sueños que Dios tiene con usted debe tener una vida consagrada, una vida de intercesión, esas son cualidades que pueden marcar la diferencia este año para que de esta manera pueda ver la realización de cada promesa, como familia, como iglesia y como nación.

declaracion13m

verso13m

consejod

 

13 MARZO · ENGENDRANDO EL SUEÑO DE DIOS

|

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>