Jesús le quitó todo el poder, toda la fuerza y toda la autoridad al enemigo. Como él sabe que quedó sin poder, trabaja incesantemente para que la gente ignore el evangelio de Jesús, que no crea ni una palabra de Él, porque mientras ellos no conozcan la “verdad” él podrá seguir teniendo control sobre ellos y dominio sobre sus cuerpos. Las enfermedades son espíritus y cuando una gota de esa Sangre entra en contacto con la enfermedad, es la muerte de la enfermedad. Si usted pone la Sangre de Jesús en la enfermedad, la Sangre del cuerpo llagado de Jesús, ese germen que dio vida a la enfermedad muere y la enfermedad se debe ir. «Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba». Mateo 12:22

Los poderes demoniacos que enfrento Jesús fueron poderes que estaban destruyendo vidas completas, arruinando la salud, familia enteras y con autoridad reprendió los poderes de las tinieblas, para traer sanidad, libertad, cuando una persona está afligida por una enfermedad, no puede sentir la libertad para compartir a otros, su vida se ve afectada totalmente.

Esto quiere decir que, cuando Satanás está atacando su cuerpo, ataca el único medio que tiene Dios para revelar su gracia y amor al mundo. La creación revela el poder, la sabiduría y la gloria de Dios, pero los cristianos revelan su gracia y su amor.

Su cuerpo no solo es el templo de Dios, sino también su instrumento. Dios quiere sanarle y usarle para que muchos sepan de sus maravillas, y de su poder a través de sus labios, aprópiese de su palabra y reciba el milagro en el Nombre de Jesús.

declaracion12m

verso12m

consejod

12 MARZO · VENCIENDO EL PODER DEMONÍACO

|

389 comentarios