Pablo afirma que Abraham nunca se debilitó en la fe, ni permitió que la incredulidad entrara a su mente (Romanos 4:19). Una de las estrategias de Satanás, es soltar semillas de duda en la mente humana, porque sabe que si la persona las acepta, esas semillas germinaran y darán frutos que conllevan a la destrucción. La semilla de la duda va muy unida al temor, para dirigir las personas a la frustración y al fracaso.

Abraham era un hombre que tenía una íntima relación con Dios, y hasta fue llamado Su amigo, es decir, Él le confiaba Sus secretos, y a la vez, daba dirección a su vida. Abraham creía y actuaba de acuerdo a cada palabra que salía de la boca de Dios. Cuando Él le dio la promesa de un hijo, inmediatamente Abraham creyó y la confesó en todo tiempo a pesar de que las circunstancias eran adversas.

Cuando llegó el período preestablecido, el Señor concedió a Abraham el hijo prometido. Tener al Dios de Abraham dentro de nuestras vidas, implica actuar como Él. Muchas veces anhelamos los beneficios que Abraham recibió, pero no estamos dispuestos a pagar el precio que él pagó. Cuando Dios lo llamó le dijo: “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré” (Génesis 12:1).

La vida del ser humano se resume en tres aspectos: Tierra, familia y círculo de influencia. Y esas fueron las tres cosas que el Señor le pidió a Abraham. Aunque Dios no trazó una ruta de su futuro, él obedeció. Lo único que él tenía era la promesa, Dios le había dicho, sígueme que en la medida que estés avanzando te mostraré la ruta de tu destino. Abraham se apoyó en Dios, “Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia” (Génesis 15:6). Él depositó toda su confianza en Dios, no se atrevía a dar un paso, sin tener primero Su dirección.

Él no fue justificado por guardar la ley, sino por su vida de fe. Por ello, Dios entró en pacto con él y con su descendencia, pues le agradó al Señor que este hombre dejara a un lado toda su confianza personal, su fuerza de conquista y su habilidad comercial, para depender totalmente de Él.

declaracion11agosto

verso11agosto

oremos16junio

11 AGOSTO · CREER Y ESPERAR

|

680 comentarios