¿Por qué Jesús se diferencia de cualquier otro hombre? Sabemos que la humanidad ha aportado hombres brillantes, altruistas, científicos, valientes guerreros, poderosos reyes, grandes estadistas y elocuentes filósofos. Pero ¿Por qué el nombre de Jesús no se puede comparar con ninguno de ellos?

Dios prometió que vendría el día en el que se revelaría de una manera personal a su pueblo como está escrito en Marcos 1:15: “El tiempo se ha cumplido, y el Reino de Dios se ha acercado. Arrepentíos y creed en el Evangelio”.

Debemos entender que el Señor es un Dios de tiempos y Jesús era el cumplimiento de todas las profecías de la antigüedad. Desde el instante en el que la primera pareja pecó, Dios dio la profecía y le dijo a la serpiente: “De la mujer nacerá uno que te aplastará la cabeza y tú le magullarás el talón”.

Dios estableció que Jesús sería quien le aplastaría la cabeza al enemigo por medio de la cruz del calvario, por eso dijo: “El tiempo se ha cumplido”. En Jesús se integran los actos más sobresalientes que se llevaron a cabo en la antigüedad. El sacrificio de Abel, fue un prototipo de Jesús, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. (Juan 3:16). De igual manera lo expresó el escritor a los hebreos: “Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados”. (Hebreos10:14).

Jesús vino a representar lo que fue el sacrificio que hizo Abraham cuando ofrendó a su hijo; haciendo una alegoría de que el mismo Dios ofrendaría a su único hijo por la redención de la humanidad.

Dios nos entregó todas sus bendiciones a través de Jesús, por eso nunca olvide que tenerlo en nuestro corazón traerá una total protección a nuestras vidas.

declaracion41

memorizar41

temasoracion6sept

10 NOVIEMBRE · APRENDER A CONFIAR EN DIOS

|

33 comentarios